domingo, 22 de julio de 2007

Hexacampe6n

Boca, bajo la conducción de Juan Román Riquelme, logró su sexta Copa Libertadores de América, la tercera en tierras brasileñas. El resultado global de la final ante Gremio fue 5 a 0, otro record para la historia del máximo torneo Continental. Con éste, llegó a los 17 trofeos internacionales y pasó a ser el único Rey de Copas


Juan Román Riquelme, conductor, goleador y crack

El sorteo situó a Boca en el grupo de la muerte, junto a Bolívar, Cienciano y Toluca, cuyas canchas están situadas a varias metros sobre el nivel del mar y donde respirar se hace casi imposible. Jugando los tres partidos de visitante en la Paz (3.600m), Cusco (3.400m) y Toluca (2.680m), sería equivalente a jugar un partido de 90 minutos un kilómetro más allá de la cima del Everest, la montaña más alta del Mundo situada a 8.848 metros de altitud.

En la fase de grupos rescató un punto en La Paz, perdió en Toluca y Cusco, pero en condición de local derrotó a los tres adversarios, por uno (Cienciano), tres (Toluca) y siete (Bolívar) a cero. Mientras tanto, el poderoso Caracas de Venezuela le ganó a River, primero en el Monumental por 1 a 0 (primer triunfo de un equipo venezolano en Argentina), después como local y condenó a sus hinchas a mirar la final una vez más por la TV.

En octavos de final, se enfrentó a Vélez, que contaba como DT Ricardo La Volpe. El orgullo herido de los jugadores boquenses y la sed de revancha hacia su ex entrenador fue suficiente motivación para imponerse por 3 a 0 en la Bombonera y para que Riquelme le dedicara el "Topo Gigio". Pese a las zozobras que debió soportar en el partido de vuelta en Liniers, un gol olímpico de Román, le allanó el pase a la siguiente ronda.

Libertad de Paraguay, el equipo de Leoz, se imponía en el partido de ida de los cuartos de final en la Bombonera por la mínima diferencia. Mientras, contaba con la ayuda del árbitro asistente que invalidó un gol legítimo de Palermo sobre el final. Aún así, más tarde llegó el empate del Loco sobre el epílogo, pero la igualdad tenía sabor a poco y a Boca casi que lo daban por muerto. En Asunción y con el apoyo de miles de hinchas se hizo dominador del partido de principio a fin y espantó los malos augurios de parte de sus rivales y la prensa. En la capital paraguaya impuso su mística copera y venció con autoridad por 2 a 0.

En la agreste ciudad de Cúcuta en Colombia, Boca debió sortear varios contratiempos y ardides del local que recurrió a cuestiones extra futbolísticas para sacar provecho en el resultado. Cancha mojada, corte de luz en los vestuarios, agua fría en las duchas, ayuda de los alcanza pelotas, agresiones, escasa custodia policial... Pese a la apertura del marcador con un tanto de Ledesma, el visitante revirtió el partido con tres goles y estaba con un pie afuera de la Copa. Una semana más tarde, en la revancha, Boca respondió con fútbol, capacidad, oficio, mística y con Juan Román Riquelme. En la neblina de Buenos Aires fue autor del primer gol sobre el epílogo del primer tiempo de tiro libre. En el complemento, Palermo le dio la tranquilidad de la clasificación y más tarde Battaglia la ratificó en un 3 a 0 contundente y con destino de final.

El rival en la final era O Gremio de Brasil con Sebastián Saja (ya había sufrido 7 goles contra Boca) y Rolando Schiavi (multicampeón Xeneize) entre sus filas. Los brasileños se dedicaron a pegar más que a jogar bonito. Sobre el primer cuarto de hora, un tiro libre de Román a la cabeza de Palermo sirvió para que éste asistiera a Palacio y marcara la apertura. La expulsión de Sandro Goiano en la segunda parte replegó a Gremio y otro tiro libre de Riquelme en jugada preparada le proporcionó tranquilidad. Otra intervención suya y la garra y el coraje de Ledesma sellaron un 3 a 0 que le aseguraba 3/4 de Copa.

En las ya conocidas tierras del Brasil (allí ganó 3 de sus 6 Libertadores) Boca jugó con la desesperación del rival y para ello contó con carácter propio y solvencia. Manejó la iniciativa de las acciones pese a algunas llegadas aisladas del equipo gaúcho. El 10, al promediar el segundo tiempo tomó la pelota sobre un costado y la clavó al segundo palo de Saja. Luego vino el segundo de Román para definir la serie con un 5 a 0 global, record en finales de Copa Libertadores. "Me siento como un niño", había dicho aquel 12 de febrero cuando se concretó su regreso a Boca. Y en su casa paseó su fútbol para llevar al Xeneize nuevamente a la cima del Continente.

¡Salud al Boca Hexacampeón de América, al Rey de Copas y al Orgullo Nacional!

8 comentarios:

  1. Sin dudas un gran campeón. Me gusta mucho este blog, espero que sigas así. Lo voy a visitar seguido.
    Saludos!
    Juani

    www.carnavalboquense.com.ar

    ResponderEliminar
  2. TE FELICITO FEDE!!!!ESTA BUENO TU BLOG...BESOS...CLAUDIA.

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por tu nuevo blog. Espero puedas desarrollar en el todo tu sentimiento bostero.

    ResponderEliminar
  4. Boca? Milán? El verdadero rey de copas es Ariel Ortega, indiscutible.

    ResponderEliminar
  5. jejeje

    Fede, q buen blog...siempre tuve una duda de cmo se hace un blog...lo veo dificil, asi q te felicito!

    jejee un comentario..cuando te vi, dije q tenes un aire a recondo...jajajjaja


    bue


    lindo blog


    saludoss

    a el boby tmbn :P

    Milu =)

    ResponderEliminar
  6. Bueno Fede, te felicito por tu blog. Espero que seas objetivo y aceptes la realidad. Besos.
    Carolina.

    ResponderEliminar
  7. Fede te felicito!!!!! Buenisimo. Besos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3/8/07 01:12

    FEDE,ENTRO TODOS LOS DIAS A LEER TU BLOG,AUNQUE NO SEA DE BOCA...
    OJALA ALGUIEN DE TALLERES ALGUN DIA HAGA UN BLOG TAN BUENO COMO EL TUYO,JAJAJAJA DUDO QUE ALGUIEN LO HAGA...ME ENCANTA LEER TODO LO QUE ESCRIBIS,ES MUY NOVEDOSO PARA MI...
    TE FELICITO NUEVAMENTE...CLAUDIA.

    ResponderEliminar