jueves, 7 de febrero de 2008

¿Copa y/o campeonato?


El Boca de 1978 se quedó en las puertas de la doble corona

En 1978 el Boca del Toto Lorenzo se debatía entre la Copa Libertadores y el Campeonato Metropolitano que había comenzado en marzo con un agotador calendario de 40 partidos distribuidos en ocho meses. En el medio hubo un parate de un mes por la disputa del Mundial en Argentina, organizado y ganado por la dictadura militar. Boca lideró gran parte del campeonato llegando a sacar una ventaja de 5 puntos a sus más inmediatos perseguidores, mientras que en el medio debió afrontar la Copa Interamericana con el América de México y la Intercontinental ante Borussia Mönchengladbach de Alemania, en partidos de ida y vuelta.

En muchos partidos debió apelar a un equipo alternativo, resignando así valiosos puntos ante equipos chicos. Causalmente, a la vuelta de sus viajes recibió sendas goleadas: después de enfrentar y perder frente a los mexicanos, Banfield lo goleó 3 a 0 en su propio estadio, mientras que al volver de Alemania con la Copa del Mundo, cayó por 4 a 0 contra Vélez en Liniers.

Boca ya se había clasificado finalista de la Copa Libertadores, superando a River y Atlético Mineiro en el grupo de semifinales. Faltando dos fechas para el cierre del campeonato Metropolitano, una derrota ante Gimnasia de La Plata como visitante permitió que Quilmes lo alcanzara en la primera colocación. En la anteúltima jornada, Boca apenas pudo empatar con Estudiantes de Caseros en cancha de Chacarita y resignó la punta a manos del conjunto Cervecero. Aunque derrotó a Newell's como local, en la última fecha por 1 a 0 con gol de Mouzo, Quilmes hizo lo propio contra Central en Rosario y así el campeonato se le escapó de las manos, tras ser protagonista durante la mayor parte del torneo.

Las finales de la Copa Libertadores se disputaron casi un mes después -durante la disputa del torneo Nacional- ante el Deportivo Cali dirigido por Carlos Bilardo. Un empate en Colombia sin abrir el marcador, dejó al equipo auriazul con la Copa al alcance de las manos, lo que se concretó días después con una goleada por 4 a 0 en la Bombonera. Desde allí, el sueño del doblete se convertiría en un imposible para Boca y aún más para el resto de los equipos argentinos.

Rosario estuvo cerca

El único equipo que estuvo a un paso de lograr la hazaña fue el Newell's del Loco Bielsa en 1992. Ya le había provocado a Boca la derrota más dolorosa hasta entonces al ganarle el campeonato de la temporada 1990/91 en la Bombonera por penales. El equipo rosarino ganó comodamente el Clausura de ese año, peleando el título con Boca, que finalmente terminó cuarto. En la Copa compartió el grupo con San Lorenzo y los conjuntos chilenos; en octavos dejó en el camino a Defensor Sporting de Uruguay y en cuartos, al propio equipo de Boedo. Ya en semifinales venció al América de Cali en una maratónica definición por penales por 11 a 10 y se clasificó para jugar la final con el San Pablo dirigido por Telé Santana y con Raí como figura. Newell's ganó en la ida por 1 a 0 en Rosario y perdió por el mismo marcador en San Pablo. La derrota por 3 a 2 en los penales lo dejó en la puerta de la hazaña.

Boca en la Copa y el campeonato

1963 Copa: Subcampeón - Campeonato: 4º
1965 Copa: Semifinal - Campeonato: Campeón
1966 Copa: Semifinal - Campeonato: 3º
1970 Copa: Cuartos de final - Metropolitano: 4º
1971 Copa: Primera fase - Metropolitano: 8º
1977 Copa: Campeón - Metropolitano: 4º
1978 Copa: Campeón - Metropolitano: 2º
1979 Copa: Subcampeón - Metropolitano: 4º Zona B
1982 Copa: Primera fase - Metropolitano: 4º
1986 Copa: Primera fase - Temporada 1986/87: 4º
1989 Copa: Octavos de final - Temporada 1988/89: 2º
1991 Copa: Semifinal - Clausura: 1º
1994 Copa: Primera fase - Clausura: 7º
2000 Copa: Campeón - Clausura: 7º
2001 Copa: Campeón - Clausura: 3º
2002 Copa: Cuartos de final - Clausura: 3º
2003 Copa: Campeón - Clausura: 2º
2004 Copa: Subcampeón - Clausura: 2º
2005 Copa: Cuartos de final - Clausura: 15º
2007 Copa: Campeón - Clausura: 2º

Era contemporánea

El mejor Boca de principios de los '90 con la dupla Latorre-Batistuta arrasó en ambos torneos, ganando el Clausura 1991 de manera invicta, pero perdiendo la final de la temporada ante Newell's. El equipo Xeneize quedó diezmado por la convocatoria de su dupla goleadora a la Selección para la disputa de la Copa América. En la Libertadores llegó a semifinales cayendo ante Colo Colo en un bochornoso partido en el Monumental de Santiago, con agresiones por parte de jugadores rivales, fotógrafos, carabineros, hinchas y hasta de un perro. Reglamentos poco serios por parte de la AFA y factores extrafutbolísticos dejaron en la historia al Boca del '91 como el campeón sin corona.

En la era Bianchi, la rotación de jugadores que implementó el Virrey, permitió a Boca mantenerse expectante hasta las instancias decisivas en ambos torneos. El equipo bicampeón de América 2000-2001 quedó relegado en el Clausura 2000 tras una derrota ante Newell's con descuento de puntos incluida y al año siguiente terminó tercero, lejos de la lucha por el campeonato. En su vuelta al club, Bianchi ganó con Boca la Copa de 2003 mientras que en el Clausura terminó segundo tras abandonar la pelea luego de un empate ante River. En 2004 perdió el Superclásico y le dejó servido el campeonato a su eterno rival, pero se dio el gusto de eliminarlo en semifinales de la Copa en el Monumental, ante 60 mil espectadores locales (no hubo público vistante) y por penales. Finalmente perdió la Copa frente a Once Caldas de Colombia, pero el tiempo le daría revancha.

El 2007 encontró al Xeneize con Russo como DT, afrontando ambos torneos con mayoría de titulares. Luego de un arranque irregular, avanzó en la Copa y se mantuvo expectante en la pelea por el torneo local. Llegó con chances matemáticas hasta la anteúltima fecha, resignando el título a manos de San Lorenzo, pero en la Libertadores se desquitó derrotando a Gremio en la final con un global de 5 a 0, record para la máxima competición continental. Si bien en los últimos años el equipo de la Ribera privilegió los vuelos internacionales en detrimento de los de cabotaje, la historia siempre le tendrá reservado un capítulo de gloria. ¿Copa y campeonato? Con Boca nunca digas nunca.

3 comentarios:

  1. Hola amigo bostero!. Soy Ema de Planeta Xeneize. Me gustó tu blog y me gustaría que intercambiemos links.
    Escribime a cualquier entrada de mi blog para decirme si te gusta la idea o no... Salu2!..

    www.planetaxeneize.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Fede, soy Ema. Gracias por comentar y agregar mi link a tu lista. Ahora de inmediato agrego el tuyo, porque también considero que tu blog es serio y muy bien trabajado.
    Salu2!... y aguante Boca, q mañana ganamos... ahaa, me olvidaba, me encantó la encuesta del Rey de Copas, jaja. Seguí así...

    ResponderEliminar
  3. Maestro, Muy bueno tu blog me gusto mucho el articulo de River y tambien la encuesta sobre quien tiene mas copas, jajaj son unos muertos las gallinas el nombre lo tiene bien pueto.
    bueno te agrege en mi blog, si queres hace lo mismo www.bocaelrey.blogspot.com

    ResponderEliminar