jueves, 29 de octubre de 2009

Se agrandó Boquita


En la pelea. Boca superó con holgura a Chacarita y vuelve a soñar

Boca se debía una victoria así, con comodidad en el marcador, regulando esfuerzos y manteniendo por primera vez en el torneo y en la temporada la valla invicta. El equipo auriazul se agrandó en sentido figurado para encarar el tramo final del campeonato con expectativas reales desde lo futbolístico pero con condicionamientos desde lo matemático.

Quedó claro que la ilusoria rivalidad entre ambos, que plantean los medios de comunicación, no tiene el más mínimo sustento deportivo. Dentro de la cancha nunca existieron hechos para generar una antinomia que amerite un operativo policial con casi un millar de efectivos en un día laborable. Sí se entiende por la exacerbada rivalidad entre ambas barra bravas, esos minúsculos grupo de inadaptados sociales que despliegan mediante la violencia, extorsión y coimas su accionar delictivo.

Por distintos contratiempos, el DT Alfio Basile debió rearmar la línea defensiva que contó con tres ausentes respecto al Superclásico. Sin embargo, pese a la improvisación, Boca terminó el partido sin recibir goles. Con Ibarra descartado por un desgarro, Cáceres por expulsión y Monzón por bajo rendimiento, el Coco dispuso a Gary Medel como eventual lateral, Morel Rodríguez como central y Krupoviesa en su función habitual de lateral izquierdo.

Como no sucede a menudo, el conjunto Xeneize se apoyó en su funcionamiento colectivo más que en el brillo de sus individualidades. Ausente Román -que debió salir lesionado en el primer tiempo- y las escasas situaciones que dispuso Palermo, Boca se apoyó en pequeñas sociedades como Medel-Battaglia o Gaitán-Insúa. El polifuncional Gary Medel fue incisivo en cada desborde y centro al área rival.

El triunfo se empezó a construir desde temprano con una definición del Pocho Insúa tras un centro de Medel y luego Gaitán edificó una pared con Chávez que el primero tocó de zurda al gol. El tercero llegó a comienzos del segundo tiempo con una asistencia de Chávez a Battaglia en la boca del arco para definir el pleito. Le sobró un tiempo al partido en el que Boca se dedicó a dosificar esfuerzos y solidificar la labor de la última línea.

Pese a que descontó gran cantidad de puntos tras cuatro victorias en los últimos cinco partidos todavía la ilusión es mesurada. Boca quedó a cinco puntos de los líderes aunque con muchos rivales pugnando con una diferencia mínima. Se agrandó Boquita y le quedó chico Chacarita.



Síntesis de la 11ª fecha del torneo Apertura 2009

Boca (3): Roberto Abbondanzieri; Gary Medel, Gabriel Paletta, Claudio Morel Rodríguez, Juan Krupoviesa; Sebastián Battaglia, Ariel Rosada, Federico Insúa; Juan Román Riquelme; Nicolás Gaitán y Martín Palermo. DT: Alfio Basile.

Chacarita (0): Sebastián Cejas; Cristian Grabinski, Mariano Echeverría, Diego Crosa; Omar Zarif, Alejandro Frezzotti, Emanuel Centurión, Jorge Núñez; Diego Morales; Matías Alustiza y Facundo Parra. DT: Fernando Gamboa.

Cambios: PT 36m Cristian Chávez por Riquelme (B); ST 9m Germán Cano por Alustiza (C), 13m Franco Coria por Crosa (C), 23m Sebastián Sciorilli por Centurión (C), 31m Guillermo Marino por Insúa (B), 35m Pablo Mouche por Gaitán (B).

Goles: PT 17m Insúa (B), 40m Gaitán (B); ST 8m Battaglia (B).

Amonestados: PT 32m Núñez (C); ST 15m Morel Rodríguez (B).

Cancha: Boca
Arbitro: Patricio Loustau
Jugado el 29 de octubre de 2009


El dato

La goleada por 3 a 0 ante Chacarita se repitió por quinta ocasión en el profesionalismo, con la particularidad de que todas fueron actuando como local. La última vez que Boca había vencido al Funebrero por ese marcador fue hace 30 años cuando por la tercera fecha del Metropolitano 1979 lo derrotó en la Bombonera con goles de Miguel Bordón, Armando Capurro y Sergio Robles. ¿Los otros 3 a 0? En los campeonatos de 1935, 1952, Nacional 1977, el anteriormente mencionado Metropolitano 1979 y el del reciente Apertura 2009.

Pasaron casi cinco meses para que Boca mantenga la valla invicta en partidos por torneos locales. El último partido sin recibir goles se había disputado el 31 de mayo cuando venció a San Martín de Tucumán por 3 a 0 en la Bombonera con tantos de Martín Palermo (2) y Rodrigo Palacio. En el medio disputó 13 partidos de los cuales ganó cinco, empató tres y perdió cinco, con 20 goles a favor y 22 en contra.

El mediocampista Federico Insúa volvió a marcar con la camiseta azul y oro luego de tres años. Los dos últimos tantos se los había anotado a Estudiantes de La Plata por el Clausura 2006 en la goleada por 4 a 0 en la Bombonera que lo dejó a Boca a un paso del bicampeonato en la temporada 2005/06. El Pocho lleva 59 partidos oficiales con la azul y oro, entre partidos locales e internacionales, con 14 goles anotados y cuatro títulos ganados.

1 comentario:

  1. Hola amigo,tú página está muy bien de información deportiva.Saludos y bienvenido por tú visita.

    ResponderEliminar