viernes, 11 de abril de 2008

"Sería muy lindo dirigir a Boca"


Sergio Martínez festeja ante River en el '92, lo sufre Ramón

Por Damián Tiscornia
Especial desde Montevideo, Uruguay

Está en la puerta de su casa de Montevideo a la que bautizó "Demais" a la hora pactada para la entrevista. Sergio Martínez, o simplemente “Manteca” es uno de los máximos goleadores de la historia de Boca Juniors con 86 tantos (80 en torneos locales y 6 en torneos internacionales) en 164 partidos, con un promedio de 0,52. Actualmente se desempeña como ayudante de campo de su compatriota Marcelo Saralegui y sigue jugando con ex compañeros al Showbol. En el reportaje brindado a "De oro y cielo azul" recuerda su llegada a Boca, al DT Oscar Tabárez, el Superclásico, su relación con Macri y cómo fue tener como compañero a Diego Maradona. “El siempre estaba peleando por el plantel”, dice.

-¿Cómo fue tu llegada a Boca?
-En su momento no era tan reconocido como otros jugadores y de a poco me fui ganando un lugar. El Maestro (por Oscar Tábarez) me fue poniendo de a poco en el equipo hasta que me gané la titularidad.

-¿Qué recordás de tu primer Superclásico en el '92?
-Fue un partido muy parejo. El que ganaba ese clásico se perfilaba para salir campeón, y le sacamos cuatro puntos a River. Encima tuve la suerte de convertirle un gol. Ahí comenzó el idilio con la gente de Boca. Hacer un gol en un clásico es especial porque queda en la retina de los hinchas, y del jugador también.

-¿Cómo se vive la previa del Boca-River?
-Es algo muy lindo porque se empieza a hablar una semana antes, las cargadas, las apuestas. El portero del edificio te pregunta si vas a hacer un gol, otro de River te dice que se van a asustar. Nos ha tocado pasar cerca de la tribuna visitante, donde te gritan de todo. Cuando jugás con un estadio en contra te motiva para poder ganarle.

-Además del primero... ¿Cuál es el clásico que más recordás?
-(Piensa) Uno en cancha de River, atajaba Javier Zeoli y ganó Boca 2 a 0 con un gol mío en el primer tiempo y otro del Beto Acosta (N. de la R.: el clásico jugado por el Clausura '93).

-¿Seguís en contacto con los jugadores de ese plantel?
-Sí, hablo con el Beto Márcico con Blas Giunta... El otro día estuve con el Colorado Mac Allister, Gamboa, Carranza, Diego, con los que juego al Showbol.

-¿Cómo fue tu relación con Mauricio Macri?
-En ese entonces tuve un entredicho con él por el tema de los premios y andaba medio entreverado. Pero no llegué a estar mucho tiempo porque enseguida me vendieron a España.

-¿Se acercaba a hablar con el plantel?
-No tanto. Después que empezaron a ganar campeonatos capaz que sí, pero en ese momento recién empezaba en Boca. Estaba conociendo el club y trabajaba más en otras cosas que para dedicarse a hablar con el plantel.

-¿Cómo se dió tu ida de Boca?
-En 1997 no estaba jugando mucho, mi último partido fue contra Platense en cancha de Vélez donde hice un gol de cabeza. Surgió la posibilidad de ir a España y viajé con el Loco Abreu, fuimos al Deportivo La Coruña.

-¿Cómo era tener a Maradona como compañero?
-Un fenómeno, siempre estaba peleando por el plantel. Diego iba a chocar con los dirigentes, con los periodistas, con todos. En la cancha le sacaba responsabilidad a los que entraban y le metía presión a los árbitros hablando continuamente. Aparte lo que era como jugador... Metía una bocha y te dejaba mano a mano con el arquero.

-¿Hablaba mucho con los jóvenes?
-Sí, sí. En ese momento había apadrinado al Kily y a Verón, que eran los que venían de abajo. Siempre se quedaba a patear tiros libres o a jugar al monito y joder en el vestuario.

-De los técnicos que tuviste en Boca, ¿quién te dejó más enseñanzas?
-Todos te dejan algo, pero siempre le voy a estar agradecido al Maestro Tabárez. Estuve con él en Boca y esperó para meterme en el equipo hasta que me pusiera bien. Me convocó a una selección juvenil, fui al mundial de Italia '90, a la Copa América '95. Parte de mi carrera se la debo a Tabárez.

-¿Te gustaría dirigir a Boca?
-Sí. Debe ser una meta que se tiene que poner uno, el tiempo lo dirá. Sería algo muy lindo poder dirigir a un club como Boca.

-¿Qué se siente ser uno de los máximos goleadores del club?
-Es una alegría que me va a quedar en la retina a mí y a todos los hinchas de Boca. También a mis hijos el día que asuman o entiendan la suerte que tuvo el padre de haber estado en Boca y haber marcado cierta cantidad de goles.

-¿Qué le dirías a la hinchada de Boca?
-¿Qué le diría? Que estoy agradecido por cómo me mancaron y les agradezco haber coreado el “uruguayo, uruguayo...”. Te pone la piel de gallina. En ese momento uno quedaba en el aire, no lo podía creer. Después me fui familiarizando con ese grito a fuerza de goles. Cada vez que viajo a la Argentina noto el reconocimiento de la gente. Eso quiere decir que hice las cosas bien cuando defendí la camiseta de Boca.

Ficha técnica

Nombre : Sergio Daniel Martínez
Fecha de nacimiento: 15 de febrero de 1969
Lugar: Montevideo, Uruguay
Apodo: Manteca
Puesto: Delantero

Trayectoria: Defensor Sporting (1986-1990) , Peñarol (1991-1992), Boca (1992-1997), Deportivo La Coruña (1998-1999), Nacional (1999-2001).

Selección uruguaya: Juvenil (1986-1988), Mayor (1988-1997).

Títulos: Campeonato uruguayo 1987 (Defensor Sporting), Liguilla pre-Libertadores 1989 (Defensor Sporting), Apertura 1992 (Boca), Copa de Oro 1993 (Boca), Copa América 1995 (Uruguay), Campeonato uruguayo 2000 y 2001 (Nacional).

En Boca jugó 164 partidos (137 locales y 27 internacionales) y marcó 86 goles (80 locales y 6 internacionales) con un promedio de 0,52. Es el 11º goleador de la historia del club.

Fue el máximo goleador Xeneize en los torneos Clausura 1993 (12), Copa de Oro 1993 (2), Apertura 1993 (12), Clausura 1994 (8), Libertadores 1994 (2), Apertura 1994 (8), Clausura 1995 (9), Clausura 1997 (15). Fue máximo goleador del fútbol argentino en el Apertura 1993 (12) y Clausura 1997 (15).

Con el seleccionado uruguayo jugó el Mundial Italia 1990 y las Copas América Brasil 1989, Uruguay 1995 y Bolivia 1997.

2 comentarios:

  1. Fede, muy buena la entrevista al Manteca.
    Y tu blog cada día mejor.
    Un abrazo!
    Juani

    ResponderEliminar
  2. Grande Manteca, buenisima la nota,
    excelente el blog.

    ResponderEliminar