lunes, 9 de junio de 2008

Ni pañales ni maíz...


Palermo llegó a los 191 goles y es el tercer goleador de la historia Xeneize

...Sos el orgullo del país. Para Boca no conseguir un título es sinónimo de frustración. Sin embargo, haber llegado más lejos que ningún otro equipo argentino en la Copa Libertadores y mantenerse con chances en el torneo local, es un logro que el hincha sabe valorar. Se sabía que el riesgo de afrontar dos torneos simultáneos era quedarse con las manos vacías. A medida que el resto de los equipos fueron quedando en el camino, Boca alimentó el sueño de obtener su séptima corona de América descuidando el campeonato de cabotaje.

Todavía persistía el dolor por la eliminación ante Fluminense en el Maracaná cuando el equipo aruriazul salió a jugar sabiendo de la coronación de su eterno rival. El segundo puesto no es consuelo, pero deja un saldo positivo por la actitud y la grandeza demostrada defendiendo la camiseta azul y oro. Se pueden tomar como atenuantes la serie de lesiones que afectaron la base del equipo titular como Ibarra, Paletta, Morel, Riquelme y Caranta. El resumen es altamente positivo si se observa la promoción de juveniles que irrumpieron en Primera como no sucedía desde la era Bianchi. Las apariciones estelares de Pochi Chávez y Fabián Monzón que se ganaron un lugar en la alineación titular; la solidez de Roncaglia y Forlín en la zaga; el sueño del pibe cumplido por Ricardo Noir más los debuts de Mouche, Ibáñez, Nayar, Viatri, Gaitán y Benavídez.

El triunfo ante Lanús por 3 a 1 trajo el reconocimiento de los simpatizantes Xeneizes que colmaron el codo de la popular que le había dado el Granate. Hubo banderas blancas con letras negras que decían: "Ni pañales ni maíz. Sos el orgullo del país. Gracias". Otras: "Afuera de la Copa. Adentro de mi corazón" y "Acá no hay maíz. Acá hay huevos. Boca te amo". Los hinchas presentes no pararon de cantar en todo el partido el clásico "Aunque ganes o pierdas..." y, a cinco minutos del final, desplegaron una bandera con el diseño de una camiseta gigante: "De corazón. Esto es para ustedes. Gracias".

En el primer cuarto de hora, Boca empezó perdiendo por un nuevo error de Migliore, que ofreció una débil resistencia ante un disparo de afuera del área de Salomón. El equipo dirigido por Carlos Ischia reaccionó por la voluntad de Palermo que corrió cada una de las pelotas, la garra de Battaglia en el mediocampo y los desbordes de Palacio. Mientras que el déficit en la creación estuvo signado por el mal momento anímico y futbolístico de Riquelme. Con una pared entre los dos delanteros llegó el empate de Martín Palermo y en el segundo tiempo el Loco desniveló mediante un tiro desde el punto penal. El 3 a 1 definitivo lo marcó la Joya Palacio debajo del arco luego de un centro de Jesús Dátolo.

Síntesis de la 18ª fecha del torneo Clausura 2008

Lanús (1): Carlos Bossio; Rodolfo Graieb, Santiago Hoyos, Carlos Quintana, Maximiliano Velásquez; Sebastián Salomón, Agustín Pelletieri, Matías Fritzler, Diego Valeri; Santiago Biglieri y José Sand. DT: Ramón Cabrero.

Boca (3): Pablo Migliore; Hugo Ibarra, Gabriel Paletta, Claudio Morel Rodríguez, Fabián Monzón; Pablo Ledesma, Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo. DT: Carlos Ischia.

Cambios: ST 7m Nicolás Ramírez por Biglieri (L), 14m Sebastián Blanco por Valeri (L), 27m Adrián Peralta por Salomón (L), 34m Cristian Chávez por Dátolo (B), 38m Ricardo Noir por Palacio (B).
Goles: PT 14m Salómón (L), 45m Palermo (B); ST 11m Palermo (B), 30m Palacio (B).
Cancha: Lanús
Arbitro: Pablo Lunati
Jugado el 8 de junio de 2008

1 comentario:

  1. Hay una cosa que es cierta: o copa o campeonato, no se puede pelear nunca las dos cosas, excepto que tengas un plantel larguísimo. Y Boca no lo tiene.

    ResponderEliminar