martes, 6 de enero de 2009

Hola, felicidades


Virrey al poder. Carlos Bianchi vuelve a formar parte de la familia boquense

El DT más ganador de la historia de Boca está de vuelta, pero no se sentará en el banco donde escribió las páginas más gloriosas de la historia Xeneize. Carlos Bianchi será el manager de la institución hasta 2011 -cuando finalice el mandato de Jorge Amor Ameal- con un contrato millonario, más del doble de lo que percibe el actual entrenador, Carlos Ischia. Dentro del convenio se estipuló una cláusula que impide que Bianchi se haga cargo del equipo en caso de que el DT renuncie o sea despedido. También exigió que para concretar un pase en el exterior, deberá ser acompañado por un dirigente del club. La jugada del presidente Ameal de contar con Bianchi en la función de manager, apunta a fortalecer su imagen luego de asumir inesperadamente tras la muerte de Pedro Pompilio.

La figura del manager en Europa es más importante aún que la del propio entrenador. La presencia de Jorge Valdano en el Real Madrid y Franz Beckenbauer en el Bayern Munich son algunos ejemplos. La idea es vender aún más la imagen de Boca en el exterior, y Bianchi es uno de los hombres apropiados para oficiar como embajador por todo el mundo. Además tendrá injerencia en el tema de refuerzos, manejará los contratos de los jugadores y negociará con los clubes del exterior en caso de que se presente alguna oferta.

En la historia del club, Boca había contado con ex jugadores en una función similar, como Mario Boyé en 1960 con Alberto J. Armando de presidente y el brasileño Vicente Feola como DT. El "Atómico" jugó 13 años en la Primera de Boca y en 1949 fue vendido al Génova donde se ganó el apodo de "Il Matadore". En Italia adquirió experiencia sobre la función y fue el pionero en Argentina al crear esa función dentro del organigrama de un club.

En 1981, Luis Carniglia asumió como director general de fútbol cuando el DT era Silvio Marzolini. "Yiyo" luego fue manager en los ciclos de Carmelo Faraone y el brasileño Dino Sani. En 1980, el vicepresidente 1º, Juan Carlos Rinaldi, le propuso la dirección técnica de Boca a Carniglia: "Si yo les pido lo que me pagarían hoy mismo en Europa, directamente no podríamos dialogar. Si es así, no se preocupen por el dinero; nos ponemos de acuerdo en cinco minutos, yo los quiero ayudar porque soy de Boca". El presidente en ese entonces, Martín Benito Noel, afirmó que "esa idea me gusta, conozco muy de cerca el fútbol europeo y siempre pensé que la experiencia se podría trasladar a Argentina".

La vuelta de Carlos Bianchi se empezó a gestar a fines de 2007, cuando la Comisión Directiva lo fue a buscar tras la renuncia forzada de Miguel Russo. El presidente Pompilio le hizo una propuesta pero el Virrey tenía otras prioridades y no podía aceptar el cargo porque aún permanecía vigente su contrato con Atlético Madrid. Entonces decidieron la contratación de Carlos Ischia, un hombre de la casa y con perfil bajo, para ir preparando el retorno de Bianchi. El actual DT manifestó entonces que no le molestaría ser el "segundo".

La intención de los dirigentes era contratar un técnico de perfil bajo para que se encargara de una "limpieza" de históricos y luego Bianchi, no tuviera que hacer esa tarea, sobre todo con jugadores que fueron referentes en sus dos ciclos. Pero la aceptable actuación en la Copa Libertadores 2008 con partidos épicos, le dio el crédito suficiente a Ischia para continuar hasta fin de año. El balance anual cerró con dos victorias en los Superclásicos, la obtención del torneo Apertura y la brillante promoción de una camada de juveniles que fue decisiva en diversos tramos del certamen.

También demostró capacidad para manejar conflictos internos como el duelo entre Cáceres y Riquelme y el Caranta-gate que culminó con el arquero borrado del plantel. La decisión no habría obedecido a cuestiones estrictamente futbolísticas, sino al conflicto que se suscitó entre los grupos que lideran Riquelme y Palermo. Mauricio Caranta, que responde al de este último, le cuestionó al DT los privilegios que cuenta Román dentro del grupo y además había sido señalado por el mediocampista como máximo responsable del mal momento futbolístico que pasó Boca a mediados del certamen.

Volvió Bianchi a Boca luego de cuatro años y medio para continuar con la senda ganadora que él mismo inició hace más de diez años. Debió alejarse del club en dos oportunidades porque los dirigentes no lo respetaron y le desarmaron constantemente el equipo privilegiando los negocios sobre los éxitos deportivos. Condujo a Boca a la cima del fútbol mundial y ahora regresa desde otra función pero con la misma esencia. Bienvenido a casa.

3 comentarios:

  1. Muy bueno el blog. Ya agregue tu link. Felicitaciones y abrazo bostero.
    Eddie
    http://bocayalgomas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Es una alegria la vuelta de Bianchi. Igual me da la sensacion que va a estar un poco desperdiciado como manager y no como DT

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el blog. Te comento que yo tambien tengo un blog de Boca. Puede verse en http://imborrableboca.blogspot.com y trata sobre perlitas bizarras e increíbles de la historia de Boca. Si te parece podemos intercambiar links. No dejes de escribirme a imborrableboca@yahoo.com.ar. Un abrazo

    ResponderEliminar