domingo, 21 de marzo de 2010

Baldassi de agua














Las intensas precipitaciones que azotaron la ciudad de Buenos Aires, provocaron que, por primera vez en la historia del Superclásico desde 1913, un partido oficial deba suspenderse por lluvia. Sólo se jugaron nueve minutos que alcanzaron para comprobar que las condiciones de la cancha no eran las adecuadas para disputar un encuentro de fútbol. El terreno soportó durante los primeros minutos, pero al no mermar la tormenta, quedó completamente anegado.

La decisión de suspender el partido que tomó el árbitro Héctor Baldassi a los nueve minutos de juego, sucedió luego de una cesión hacia atrás de Juan Román Riquelme que quedó frenada debido al agua acumulada. Los intereses creados alrededor del Superclásico y las presiones que llegaron desde la AFA y el Gobierno, obligaron a Baldassi a dar inicio al partido cuando cualquier espectador con una dosis de sentido común sabía que allí no se podía jugar.

Las miles de personas que se movilizaron para actuar, presenciar o trabajar en este acontecimiento del fútbol fueron las únicas perjudicadas. Mientras, el negocio continúa.


Síntesis de la 10ª fecha del torneo Clausura 2010

Boca (0): Javier García; Hugo Ibarra, Ezequiel Muñoz, Luiz Alberto, Claudio Morel Rodríguez; Gary Medel, Jesús Méndez, Matías Giménez; Juan Román Riquelme; Nicolás Gaitán y Martín Palermo. DT: Abel Alves.

River (0): Daniel Vega; Paulo Ferrari, Alexis Ferrero, Gustavo Cabral, Juan Manuel Díaz; Matías Almeyda, Oscar Ahumada, Rodrigo Rojas; Marcelo Gallardo; Rogelio Funes Mori y Gustavo Canales. DT: Leonardo Astrada.

Incidencias: PT 9m el partido se suspendió por lluvia.

Cancha: Boca
Arbitro: Héctor Baldassi
Jugado el 21 de marzo de 2010


Otros antecedentes de suspensión

Es la primera ocasión que un Superclásico por partidos oficiales se suspende a los pocos minutos de iniciado el encuentro por cualquier factor. Sin embargo existen antecedentes de partidos que finalizaron antes del tiempo reglamentario o que fueron postergados por condiciones climáticas adversas.

En la Copa Competencia de 1915 Boca goleaba a River por 6 a 0 que se había quedado con tres jugadores menos por lesiones -en esa época no existían los cambios- y el capitán Millonario le pidió al árbitro Eduardo Forte que terminara el partido a pocos minutos del final.  

El primer Superclásico del profesionalismo en 1931 no terminó a causa del abandono de los jugadores del conjunto riverplatense tras un penal convertido por Francisco Varallo a los 27 minutos del primer tiempo. El juez Enrique Escola expulsó a Bonelli, Lago y Belvidares por un intento de agresión y se retiró al vestuario. El tribunal de Penas luego le dio el partido ganado a Boca.


En 1959 el partido estaba programado para el domingo 17 de mayo, pero por la lluvia debió postergarse sin disputarse siquiera un minuto. Finalmente se jugó el martes siguiente y Boca goleó por 5 a 1 con goles de Osvaldo Nardiello, José Yudica (2), Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla.


Mirá el resumen del partido

1 comentario:

  1. Buenas,una pena que no se pudiera jugar el Superclásico pero mejor porque no se podía jugar. Ya el jueves les ganamos! Un saludo!
    www.daleazulyoro.blogspot.com

    ResponderEliminar