domingo, 11 de mayo de 2008

Se quedaron sin piernas


Morel Rodríguez fue el mejor de Boca, que no tuvo resto físico

El rendimiento futbolístico de Boca enfrentando a Estudiantes en La Plata distó mucho del ideal. La sucesión de partidos de copa y campeonato repercutió en el rendimiento de los jugadores tanto en el aspecto físico como mental. Se percibió un equipo sin frescura ni ideas para elaborar situaciones de riesgo y es entendible, hace apenas cuatro días había jugado un partido decisivo en el Mineirao de Belo Horizonte.

El apretado calendario de partidos no permite afrontar las dos competiciones en simultáneo. Es una realidad que ningún equipo argentino pudo coronarse en ambos certámenes a la vez. Sólo el Newell's dirigido por Marcelo Bielsa en 1992 estuvo a un paso de lograr el doblete cuando ganó el torneo Clausura y luego perdió la final de la Copa Libertadores con San Pablo por penales en el Morumbí. El Boca de Bianchi, campeón de la Copa en 2000, 2001 y 2003, apenas pudo terminar como subcampeón del certamen local ese último año. En el semestre siguiente, ya con un calendario más espaciado, pudo ganar con comodidad el torneo Apertura para después viajar a Japón rumbo a la triple corona.

El calendario sudamericano combinado con el torneo argentino abarca desde el 10 de febrero (comienzo del Apertura) al 2 de julio (final de la Libertadores), 143 días donde se pueden disputar un máximo de 33 partidos en caso de llegar a la final, a un promedio de un partido cada 4,3 días. Mientras que en Europa, la participación en la liga y en la Champions League abarca desde agosto hasta mayo del año siguiente donde 51 partidos (tomando un campeonato estándar de 20 equipos y 38 fechas más los 13 partidos de copa) se encuentran distribuidos en 10 meses de competencia.

El caso testigo es el que ocurrió en Inglaterra, donde Manchester United y Chelsea llegaron con chances matemáticas a la última fecha de la Premier League y ambos a su vez, como finalistas de la Champions League. El equipo de Carlitos Tevez afrontó un total de 56 partidos entre Supercopa de Inglaterra, Liga, Copa de la Liga, Copa de Inglaterra y Champions a un promedio de un partido cada 5,6 días. Obviamente los planteles son más numerosos y la planificación a largo plazo es distinta. Mientras en Argentina se realizan pretemporadas previas al inicio de los dos torneos, en Europa los equipos realizan una sola, con un espacio de dos meses. Para hablar con propiedad, en Argentina se hace una pretemporada y una pre mitad de temporada.

El primer tiempo del partido en La Plata fue soporífero, tanto por las producciones de Boca y Estudiantes como por el inadecuado horario de las 14.10. El equipo auriazul jugó regulando el esfuerzo y tratando de guardar aire para el complemento, pero a la luz del score final, no dio sus frutos. Un día antes, Riquelme se bajó del partido y la función de enganche quedó en manos de Gracián que nunca pudo transformarse en el conductor y cuando encaró con pelota dominada perdió la mayoría de las veces. Y eso que no había disputado siquiera un minuto de los últimos tres partidos. Mientras que Morel, de destacada actuación, brindó seguridad en la última línea, aunque abusó de los lujos, y una pérdida del balón en su propia área casi culminó en gol del local.

El mediocampo puso empeño con Ledesma, Vargas y Dátolo, pero su labor se vio disminuida por la escasa participación de Palacio y Palermo, tanto para elaborar llegadas y sostener la pelota en campo contrario. No es necesario aclarar que las situaciones de gol de ambos fueron casi nulas. Un remate de Vargas de larga distancia en el segundo tiempo que pasó muy cerca del palo, fue la mayor aproximación al arco adversario.

El recambio se hizo esperar, y en una acertada decisión, Ischia mandó al campo al Pochi Chávez en lugar de Gracián. En sólo 22 minutos se mostró más agresivo y con más decisión para encarar que su reemplazado. Un resultado moral de 0 a 0 hubiera sido lo más equitativo para los dos, pero Estudiantes acertó en una pelota parada y cerró el trámite, Boca no tenía más reservas físicas ni mentales para idear llegadas. Las chances de campeonato quedaron visiblemente reducidas aunque en el seno del plantel afirmen que aún hay esperanzas.

Las fichas están puestas definitivamente en la Copa Libertadores. Atlas es un rival que genera respeto, poseedor de gran disciplina táctica, y más teniendo en cuenta que México es un territorio hostil para el equipo Xeneize, al menos en las estadísticas. Boca es experto en partidos de 180 minutos y en demostrar su jerarquía por todo el Continente. Digno representante del fútbol nacional, sigue en carrera rumbo a su séptima corona de América. River, por enésima vez, lo mira por TV.

Síntesis de la 14ª fecha del torneo Clausura 2008

Estudiantes (LP) (1): Mariano Andújar; Agustín Alayes, Marcos Angeleri, Leandro Desábato; Iván Moreno y Fabianesi, Edgar González, Enzo Pérez, Diego Galván; Juan Sebastián Verón; Pablo Lugüercio y Ezequiel Maggiolo DT: Roberto Sensini.

Boca (0): Mauricio Caranta; Jonatan Maidana, Julio Cáceres, Claudio Morel Rodríguez, Fabián Monzón; Pablo Ledesma, Fabián Vargas, Jesús Datolo; Leandro Gracián; Rodrigo Palacio y Martín Palermo DT: Carlos Ischia.

Cambios: ST 14m Lucas Wilchez por Galván (E), 18m Mauricio Carrasco por Lugüercio (E), 23m Cristian Chávez por Gracián (B), 36m Neri Cardozo por Ledesma (B), 45m Juan Manuel Díaz por Maggiolo (E).
Gol: ST 30m Maggiolo (E).
Cancha: Estadio Corrupción de La Plata
Arbitro: Héctor Baldassi
Jugado el 11 de mayo de 2008

Números sobre el desgaste físico de Boca

Para tomar real dimensión del desgaste físico de Boca, vale repasar los últimos cinco partidos: entre el enfrentamiento con San Lorenzo del 27 de abril hasta el encuentro con Estudiantes del 11 de mayo, transcurrieron 15 días. En el medio, disputó el partido de ida con Cruzeiro, el Superclásico con River y el partido de vuelta con el equipo brasileño de visitante. El conjunto auriazul jugó un promedio de un partido cada 3 días y para ello utilizó 19 jugadores. Ganó los tres partidos del medio, (los más importantes) los dos ante Cruzeiro y el clásico con River. En tanto que, de manera curiosa, perdió el primer y último partido de esta serie.

De los 19 jugadores, cuatro de ellos disputaron todos los minutos de juego, ellos son los defensores Maidana, Cáceres, Monzón y el arquero Caranta que tiene un desgaste menor respecto a los jugadores de campo. Los siguen Palacio y Palermo que jugaron cada uno, la mitad del partido con San Lorenzo. Con menor cantidad de minutos, recién aparecen cuatro mediocampistas: Dátolo, Vargas, Battaglia y Ledesma.

Dentro de los jugadores en esta serie de cinco partidos, algunos retornaron luego de una lesión o arrastrar alguna dolencia, tales los casos de Ledesma, Riquelme y Morel. El único lesionado fue Castromán (en un entrenamiento), mientras que Vargas y Battaglia debieron cumplir una fecha de suspensión por expulsión y acumulación de amonestaciones, respectivamente. Por su parte, Pochi Chávez y Roncaglia son los juveniles que más minutos sumaron y el uruguayo González está destinado a cubrir huecos. Y por último están aquellos que bajaron su nivel y juegan en cuentagotas como Cardozo, Gracián y Boselli.

Jugador - Minutos disputados

1 - Caranta 450 min. (5)
2 - Maidana 450 min. (5)
3 - Cáceres 450 min. (5)
4 - Monzón 450 min. (5)
5 - Palacio 405 min. (4)
6 - Palermo 398 min. (5)
7 - Dátolo 340 min. (4)
8 - Vargas 335 min. (4)
9 - Battaglia 270 min. (3)
10 - Ledesma 265 min. (3)
11 - Morel Rodríguez 260 min. (3)
12 - Riquelme 255 min. (3)
13 - Gracián 158 min. (2)
14 - González 103 min. (1)
15 - Roncaglia 100 min. (1)
16 - Boselli 97 min. (1)
17 - Cardozo 74 min. (1)
18 - Chávez 62 min. (0)
19 - Castromán 14 min. (0)

Entre paréntesis la cantidad de partidos que el jugador fue titular

2 comentarios:

  1. Hola, me parece que lo de "se quedaron sin piernas" es culpa pura y exclusivamente de nuestro DT carlos Ischia, ya que, lamentablemente hay que admitirlo aunque duela...Boca no tiene plantel para pelear las dos competencias con los mismos 11, debería rotar a los jugadores, alternar el equipo, ya que si esto sigue ocurriendo Ischia no está haciendo otra cosa que arriesgar el estado físico de los jugadores, forzandolos al límite,la verdad me sorprende que no haya aprendido esto del Virrey ya que igualmente rotando los jugadores no significa que no podamos ganar las 2 cosas por ejemplo, para mí, la formación de hoy tendría que haber sido así:Caranta(ya q el desgaste de un arquero no es el mismo q un jugador d campo.);el tata Gonzalez d lateral por der;los centrales tendrían q haber sido Maidana y Roncaglia (aunque tenga pocos parti2 en prim. hay q bancarlo.)Monzón por izq ya que no tenemos tanto recambio por ese lado(ahí si coincido con el DT.)Vargas, esta bién ubicado por sebas;Neri por izq;Gracián,Ledesma y arriba;Mouche y Palermo(q pasa con ese pibe q no lo ponen desp se quejan d q no sacamos jug. de inf.)y tampoco entiendo porq no lo ponen a neri,sinceram. saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy buena la columna, especialmente el análisis de los partidos que se juegan aquí y en Europa, vos me invitaste a intercambiar links y estoy de acuerdo, así que entre hoy y mañana publico el tuyo. Un abrazo de HORACE del Blog del Hincha de Boca

    ResponderEliminar