domingo, 4 de mayo de 2008

Seba Seba Seba...


Sebastián Battaglia grita con el alma el gol de la victoria

¡Huevo, huevo, huevo! Los clásicos hay que ganarlos, como las finales. Cuando los espacios no abundaban y la inspiración de los generadores de fútbol estaba apagada, bastó el coraje y el temperamento de Sebastián Battaglia, el abanderado de la garra xeneize. Boca ganó a lo Boca y River perdió a lo River, como dicta la historia.

La inteligencia táctica de Riquelme para leer el juego fue determinante para lograr la victoria. Sin estar en un nivel futbolístico ideal, no fue el conductor que se esperaba pero sí un DT dentro del campo de juego. En el tiro de esquina observó el área y llamó primero a Palacio y después a Dátolo para recibir el pase, trayendo cada uno a su marcador. Así, con el área simplificada, envió el centro que derivó en el cabezazo de Battaglia.

Un gol le alcanzó a Boca para manejar el ritmo partido frente a un equipo que quedó inmerso en la impotencia. Un planteo con mayoría de jugadores ofensivos no es garantía de contundencia si no existe equilibrio entre los dos principios del fútbol: defensa y ataque. Con la diferencia a su favor, se consolidó la última línea auriazul con el retorno de Morel Rodríguez como baluarte. Con ese respaldo se le simplificó la tarea de recuperación al mediocampo, en los pies de Sebastián Battaglia.

El mejor mediocampista central surgido de la cantera xeneize en los últimos 10 años, emocionó con su entrega, digno de la garra boquense que tuvo como estandartes a Blas Giunta y Chicho Serna al grito de ¡Huevo, huevo, huevo! Ni siquiera la tarjeta amarilla que recibió a los 26 minutos de la primera parte lo condicionó para desarrollar su juego.

Se lo merece Battaglia. La satisfacción de convertir el gol de la victoria en el Superclásico para un jugador nacido en el club, con el perfil bajo inculcado por Bianchi y con más títulos (14) que años jugados (8) en la Primera de Boca. Debutó durante el interinato de García Cambón ante Gimnasia y Tiro de Salta en mayo de 1998 en reemplazo de Diego Cagna, pero fue el Virrey quien le dio la confianza para asentarse como titular. Ante la ida de Cagna al Villarreal y la lesión de Serna en 2000, le llegó la oportunidad de sentirse dueño de la azul y oro. En el verano le marcó un gol a River en un equipo integrado por juveniles, que significó la renuncia de Ramón Díaz como DT millonario.

Logró su primer título ingresando en cuatro partidos en el Clausura 1999 y fue partícipe de la triple corona de 2000. En cuartos de final de la Libertadores ante River, le cometieron un penal que convirtió Riquelme para el 2 a 0 parcial, y minutos más tarde le dio el pase gol a Palermo para el 3 a 0 definitivo. En Japón, ingresó unos minutos ante el Real Madrid para lograr por primera vez la Copa Intercontinental. Tras el regreso, sufrió una rotura de ligamentos que lo mantuvo 6 meses fuera del campo de juego y las posteriores lesiones musculares le quitaron protagonismo en la Libertadores 2001.

Ya consolidado, en el segundo ciclo de Bianchi fue nuevamente campeón de América con una participación estelar que incluyó la doble pared con Carlos Tevez en el Morumbí para vencer al Santos. En el Apertura 2003 le marcó un gol a River en el Monumental y con el título en el bolsillo viajó a Japón para enfrentar a Milan. Aunque erró un remate en la definición por penales, se marchó con toda la gloria. Solicitado por el Villarreal español, fue llevado en andas en su despedida. Se lo merecía Battaglia.

Su paso por el fútbol europeo estuvo condicionado por la adaptación de su esposa e hija a la vida española, lo que motivó su regreso a Boca. El mediocampista aseguraba entonces que "la familia para mí es primordial. Y si la familia no está bien, uno tampoco". Además palpitaba su vuelta al club ya que "de volver a Argentina, sería a Boca. En España pude comprobar lo que todos dicen, que jugar en Boca es igual que hacerlo en cualquier equipo grande del mundo. Por la exigencia, por las obligaciones, porque siempre está luchando por cosas importantes y porque tiene una hinchada única".

Cuando regresó, tenía de competidor en el puesto a Fernando Gago. El DT Alfio Basile no sólo le dio la titularidad, sino que lo juntó con Gago y le dio la cinta de capitán. Se lo merecía Battaglia. Tras su buen nivel fue convocado a la Selección nacional por primera vez para disputar las Eliminatorias. Sin embargo, una lesión en su rodilla, lo marginó gran parte del Clausura 2006 en el que sólo disputó los tres últimos partidos y le quitó la posibilidad de ir al Mundial.

Lo único positivo de la lesión que lo marginó del segundo semestre de 2006 fue que evitó el desastroso ciclo de Ricardo La Volpe. En el 2007, con Miguel Russo en la dirección técnica, quedó relegado al banco de suplentes por Ever Banega. Jugó el último tramo del torneo local, le marcó un gol a Cúcuta en la semi de la Libertadores e ingresó en las dos finales ante Gremio.

Sebastián Battaglia versión 2008 es titular indiscutido, sin competidores a la vista y convertido en un verdadero caudillo boquense. El gol y la actuación frente River lo demuestra. Se lo merece Battaglia. Seba, Seba, Seba... ¡Huevo, huevo, huevo!

Síntesis de la 13ª fecha del torneo Clausura 2008

Boca (1): Mauricio Caranta; Jonatan Maidana, Julio César Cáceres, Claudio Morel Rodríguez, Fabián Monzón; Pablo Ledesma, Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo; Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo. DT: Carlos Ischia.

River (0): Juan Pablo Carrizo; Danilo Gerlo, Nicolás Sánchez, Eduardo Tuzzio, Cristian Villagra; Leonardo Ponzio, Matías Abelairas; Ariel Ortega, Alexis Sánchez, Diego Buonanotte y Falcao García. DT: Diego Simeone.

Cambios: ST 10m Augusto Fernández por Nicolás Sánchez (R), 20m Sebastián Abreu por Buonanotte (R), 30m Mauro Rosales por Ortega (R) y Cristian Chávez por Riquelme (B), 35m Facundo Roncaglia por Morel Rodríguez (B), 36m Alvaro González por Dátolo (B).
Gol: PT 14m Battaglia (B).
Cancha: Boca
Arbitro: Gustavo Bassi
Jugado el 4 de mayo de 2008

1 comentario:

  1. que buen regalo de cumpleaños que le dimos a Guille (B.Schelotto) ...su equipo gano ayer y es mas puntero que nunca y hoy Boca se quedo con el Superclasico como sufrimos ... no se puede pedir nada mas ....-. FELIZ CUMPLE GUILLE!!!
    espero q estes bien ... te dejo saludos!!

    Faty
    http://guillermobschelotto.blogspot.com/

    ResponderEliminar